May 13, 2022: The Centers for Disease Control and Prevention listed six Connecticut Counties in the High/Orange category as part of its COVID-19 Community Levels Map. Only Fairfield and New London Counties are listed in the Medium/Yellow category. Residents in these counties should wear a mask indoors in public; stay up to date with COVID-19 vaccines and get tested if they have symptoms. Additional precautions may be needed for residents who are at high risk for severe illness. Visit the CDC COVID-19 Community Levels Map for updates.


El Departamento de Salud Pública de Connecticut (DPH) está monitoreando constantemente a 30 bebés que ya han nacido o que actualmente residen en Connecticut, cuyas madres arrojaron resultados positivos del virus del Zika o  Flavivirus durante sus embarazos.  DPH, junto al Centro de Control y Prevención de Enfermedades  (CDC), está monitoreando todos los embarazos donde el Zika o Flavivirus fueron diagnosticados a las madres y les está realizando un monitoreo constante, así como lo señala CDC, en el nacimiento, a los dos, seis y doce meses de edad para detectar defectos de nacimiento por el Zika. DPH también está monitoreando a nueve mujeres embarazadas con evidencia de laboratorio que confirma que tienen el virus del Zika o Flavivirus.

 

“Es sumamente importante que trabajemos con los pediatras para monitorear a estos bebés con signos de Microcefalia o de otros defectos de nacimiento debido al Zika, desde su primer año de vida, porque hemos visto que estos defectos no son necesariamente visibles en el momento del nacimiento,” dijo el Dr. Raúl Pino, Comisionado de DPH.

 

“Todo bebé que tenga señales de defectos de nacimiento relacionados al virus del Zika debe recibir futuro monitoreo. En DPH, estaremos asistiendo a las familias y pediatras para asegurar que tanto el bebé como la familia reciban los servicios y apoyo que necesitan para atender las necesidades del bebé.”

 

“Además, pedimos encarecidamente que todos los ginecológos y obstetras de Connecticut realicen la prueba del Zika a mujeres embarazadas. El 80 por ciento de las personas expuestas al virus del Zika nunca presentan síntomas y no se dan cuenta que ellos han tenido o tienen el virus. Sólo podemos monitorear a los pacientes que se han sometido a la prueba, lo que significa que puede existir una porción significante de la población de mujeres embarazadas y bebés expuestos al virus del Zika que no se ha atendido”, añadió el Comisionado Pino.

 

De los 30 nacimientos que han sido monitoreados por DPH, se ha confirmado que dos bebés presentan defectos de nacimiento y otros nueve bebés se encuentran en zona de riesgo de presentar defectos de nacimiento. Estos nueve bebés serán monitoreados intensivamente, a través de citas con el pediatra, para revisar posibles cambios en sus medidas, para confirmar o descartar la Microcefalia u otros defectos de nacimiento relacionados al Zika.

 

La Microcefalia es una condición donde la cabeza del bebé es mucho mas pequeña de lo que se espera. Durante el embarazo, la cabeza del bebé crece porque el cerebro del bebé crece. La Microcefalia puede ser una condición aislada, lo cual significa que puede ocurrir sin presentarse otros defectos de nacimiento, o puede ocurrir en combinación a otros defectos de nacimiento.  Los bebés con microcefalia pueden presentar otros problemas, dependiendo de cuán severa sea la microcefalia. La microcefalia está relacionada a los siguientes problemas:

  • Convulsiones
  • Retraso en el desarrollo, así como problemas de lenguaje u otros hitos en el desarrollo
  • Discapacidad intelectual (disminución de la capacidad de aprender u otras funciones de la vida diaria)
  • Problemas con el movimiento y balance
  • Problemas de alimentación, asi como la dificultad para pasar alimentos
  • Pérdida de la audición
  • Problemas de vision

Estos problemas pueden ser desde medianos a severos y a menudo, para toda la vida. Ya que el cerebro del bebé es pequeño y en desarrollo, los bebés con microcefalia severa pueden tener más problemas que los bebés con microcefalia leve. La microcefalia severa también puede poner en riesgo la vida del bebé. Ya que es difícil predecir los problemas de un bebé con microcefalia en el momento de su nacimiento, es necesario un riguroso control médico por parte del proveedor de cuidado de salud, para monitorear su crecimiento y desarrollo.

"Mientras nos acercamos a la temporada de viajes al Caribe, es estrictamente necesario que las mujeres embarazadas, o las mujeres que piensen quedar embarazadas y sus parejas consideren sus planes para viajar a lugares con mosquitos que portan el virus del Zika, y en el caso de viajar, es necesario que tomen extremas precauciones para protegerse de las picaduras del mosquito", dijo el Comisionado Pino. "Estamos trabajando activamente con DCD y otros estados para cuantificar el riesgo de los defectos de nacimiento y poder identificar la clase de defectos de nacimiento que son más comunes en infantes que han estado expuestos al virus del Zika y la sub-poblaciones que se ven más afectadas con las consecuencias relacionadas al Zika."

Hasta la fecha del 18 de enero de 2017, el laboratorio estatal de DPH ha realizado la prueba del Zika a 1,208 pacientes, incluyendo 873 mujeres embarazadas. De este grupo de personas, 109 pacientes han dado prueba positiva del virus del Zika, incluidas seis mujeres embarazadas. Una cifra adicional de 44 pacientes, y 34 mujeres embarazadas, han dado prueba positiva de Flavivirus, una clase de virus relacionada que incluye Zika, dengue, fiebre amarilla y encefalitis japonesa, y el virus del Oeste del Nilo.