¿Qué es el “MRSA”?

“MRSA” es la sigla de “methicillin-resistant Staphylococcus aureus” que quiere decir “Staphylococcus aureus resistente a la meticilina”. El MRSA es un tipo de Staphylococcus aureus (estafilococo), una bacteria que es resistente a (no puede tratarse con) ciertos antibióticos.

 

Muchas personas creen que el MRSA es un “súper gérmen” que causa una enfermedad grave. Es verdad que a veces el MRSA puede provocar una enfermedad grave, pero son muchos los estafilococos que causan enfermedades graves. Lo que diferencia al MRSA es que necesita ser específicamente identificado y tratado con un medicamento distinto. Con el tratamiento adecuado, el MRSA se puede tratar con éxito.

 

¿Cuáles son los síntomas de una infección causada por el MRSA?

La presencia de granos, erupciones, forúnculos con pus —especialmente si están calientes, rojos o hinchados y duelen— puede significar que tiene una infección estafilocócica en la piel, posiblemente una infección por MRSA. La única manera de diferenciar el MRSA de las otras infecciones estafilocócicas es por medio de análisis de laboratorio.

 

Pida ver al personal de atención médica si tiene una infección en la piel. Ellos decidirán si es necesario un tratamiento y cuál.

 

¿Cómo se tratan las infecciones por MRSA?

La mayoría de las infecciones por MRSA se tratan con un buen cuidado de la herida y la piel: se debe mantener la zona limpia y seca, lavarse las manos después de tratar la zona, desechar cuidadosamente los vendajes y permitir que se cure.

 

A veces se necesita tratamiento con antibióticos. Si se necesitan antibióticos, es importante usar la medicación según las indicaciones, a menos que un miembro del personal médico le diga que deje de tomarlos. Si la infección no mejora pocos días después de ver al personal de atención médica, solicite una nueva consulta.

 

¿El MRSA es un problema en los establecimientos correccionales?

No necesariamente en todos. Muchas personas, incluidos los reclusos y los oficiales del correccional, tienen estafilococos (incluido el MRSA) en la nariz o en la piel y no saben que lo tienen. No contraen infecciones en la piel. No tienen signos ni síntomas de la enfermedad.

 

Sin embargo, algunas condiciones pueden provocar infecciones por MRSA/estafilococos en prisiones y cárceles (ver abajo) y en otros ambientes donde las personas tienen mucho contacto directo y donde la piel se puede lastimar, como al practicar deportes.

 

¿Qué puede provocar una infección por MRSA/estafilococos en una prisión o cárcel?

  1. Contacto directo: Para contraer una infección por MRSA u otro estafilococo,  primero la bacteria tiene que llegar a la piel o la nariz. Los estafilococos, incluido el MRSA, se contagian por contacto directo de piel con piel. En los establecimientos correccionales, puede haber un contacto regular y frecuente entre los reclusos y los oficiales del correccional. Por ejemplo, cuando una persona le da la mano a otra, sujeta a otra persona o lucha con ella, la palpa o tiene cualquier otro contacto directo con la piel de otra persona, los estafilococos pueden pasar de una persona a la otra. Esto sucede en cualquier situación en la que hay un contacto directo, no sólo en las cárceles y prisiones. Los estafilococos también pueden contagiarse por contacto con elementos que han sido usados por personas que tienen estafilococos en la piel, como toallas o el equipo atlético que se comparte en el gimnasio.
  2. No lavarse las manos: La mejor manera de prevenir las infecciones cutáneas y muchas otras infecciones es lavándose las manos con frecuencia. El MRSA y otros estafilococos pueden eliminarse de las manos lavándose con agua y jabón.  Ducharse a diario contribuye a eliminar bacterias de la piel. Usar calzado para la ducha puede proteger los pies contra las bacterias y también los hongos.
  3. Cortaduras y raspones: Para causar una infección, el MRSA y otros estafilococos deben penetrar en la piel. Esto puede suceder a través de un raspón, rasguño o herida. El MRSA también puede penetrar en el cuerpo cuando se usa equipo no estéril para hacer perforaciones corporales y tatuajes.
  4. Cómo tratar las infecciones: Las personas con MRSA y otras infecciones cutáneas por estafilococos –-especialmente forúnculos o heridas que están hinchadas y tienen pus–- pueden contagiar muy fácilmente los estafilococos a otras personas. Las infecciones cutáneas deben tomarse seriamente. Pida ver al personal de atención médica si tiene una infección cutánea. 

¿Qué pasa con los familiares o amigos que están fuera de la prisión o cárcel?

Es normal preocuparse por contaminar el MRSA y otros estafilococos a los familiares y amigos fuera de la cárcel o prisión. Sin embargo, sus familiares y amigos no tienen una mayor probabilidad de contagiarse el MRSA u otras infecciones estafilocócicas porque usted viva en un establecimiento correccional.  Hay muchas maneras de reducir el riesgo de contagiar el MRSA y otros estafilococos, comenzando por lavarse las manos con frecuencia. Vea las medidas adicionales de prevención a continuación.

 

¿De qué modo se puede prevenir y controlar el MRSA en los establecimientos correccionales?

  • Practique una buena higiene de las manos. Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 15 a 30 segundos.
  • Cuídese la piel y cualquier cortadura o rasguño. Si nota algún bulto o lesión, no trate de abrirlo. Siempre pida al personal de atención médica que lo vean lo antes posible.
  • Evite que la piel se ponga seca. La piel seca se puede agrietar y esto facilita las infecciones.
  • No comparta artículos personales como toallas, rasuradoras y cepillos de dientes.
  • Cúbrase con vendajes o curitas la piel lastimada (cortada, raspada rasguñada) y las heridas que drenan.
  • Deseche cuidadosamente los vendajes con pus o sangre.
  • Dúchese regularmente con agua tibia y jabón.
  • Use una barrera (camisa y pantalón) entre su piel y el equipo que comparta con otros, como aparatos de ejercicio en el gimnasio.
  • Pida ver al personal de atención médica si cree que tiene una infección en la piel. 
MRSA Skin Abscess - Content Providers: CDC/Bruno Coignard, M.D., Jeff Hageman, M.H.S
 

Sus familiares y amigos no tienen una mayor probabilidad de contagiarse el MRSA u otras infecciones estafilocócicas porque usted viva en un establecimiento correccional.

 

La mejor manera de prevenir las infecciones por MRSA, y muchas otras infecciones,  es lavándose las manos con frecuencia.

 

Adapted from the Massachusetts Department of Public Health - 2008











To contact the Epidemiology and Emerging Infections Program, please call 860-509-7994.